La sal marina de Fuerteventura compite en el Concurso Agrocanarias

Un total de 15 sales marinas, 12 de ellas del Archipiélago, compiten por convertirse en la mejor producción del I Concurso Oficial Agrocanarias, el primero de estas características que se celebra en España. El certamen , que tiene lugar en el Castillo de San José, en Arrecife, está organizado por la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas del Gobierno de Canarias a través del Instituto Canario de Calidad Agroalimentaria (ICCA) para promocionar este producto y las salinas del Archipiélago.
De las producciones participantes, procedentes de Lanzarote, Fuerteventura, Gran Canaria, La Palma y también de la Península – Andalucía y Murcia-, ocho pertenecen a la categoría de Flor de Sal -cuando la capa flotante de la sal cristalizada en la superficie del agua de los cristalizadores, formada exclusivamente por la acción del viento y el sol, se recolecta manualmente y sin lavar ni añadir ningún ingrediente- y siete a la de Sal Marina Virgen -la que se obtiene exclusivamente por la acción del viento y del sol, es recogida a mano y lavada solo en el cristalizador, sin la adición de ningún ingrediente-. Se trata de producciones que se encuentran en los canales comerciales y responden a marcas propias.
El consejero del área del Ejecutivo canario, Narvay Quintero, acompañado por consejero insular, Antonio Morales, y el director del Instituto Canario de Calidad Agroalimentaria (ICCA), José Díaz-Flores, inauguró hoy el certamen, que cuenta con un panel de cata compuesto por 17 catadores -entre los que se encuentra la chef Montse Estruch, primera chef en recibir una Estrella Michelin en España-, encargado de elegir mediante el sistema de cata ciega, es decir, sin saber que producciones se están degustando, las mejores producciones de esta primera edición.
Quintero señaló que con esta iniciativa el Ejecutivo canario consolida su apuesta por las producciones de calidad diferenciada como fórmula para diferenciar las producciones agroalimentarias del Archipiélago. “Canarias hace años fue un referente en sal marina y llegamos a tener 60 salinas,  de las cuales se mantienen activas unas cinco a nivel comercial; queremos relanzar este subsector con capacidad de crecimiento, promocionando por un lado este producto a través de acciones como este certamen pionero, y mediante un proyecto MAC en el participa el Gobierno de Canarias para recuperar las salinas, como espacios de gran valor etnográfico, cultural, paisajístico y también económico”.

Cocineros, catadores profesionales de multiproducto y periodistas gastronómicos integran este comité que durante la jornada valora las sales a concurso atendiendo a aspectos, en la fase visual, como el color, brillo, intensidad de blanco y granulometría -tamaño del grano, cómo rompe éste entre los dedos y su grado de humedad-. También se analiza su olor y distintos aspectos en boca como la rapidez con la que se disuelve, su textura, sus matices salados y amargos, el retrogusto y la persistencia.
Por su parte, el consejero insular, Antonio Morales, agradeció al Gobierno de Canarias “la apuesta decidida por este producto y por haber elegido Lanzarote para esta cita que estoy seguro que tendrá una larga trayectoria” y se refirió a las acciones que el Cabildo ha venido desarrollando “para mejorar y acondicionar distintas salinas que desgraciadamente se fueron abandonando y que buscamos recuperar y potenciar a través de acuerdos con propietarios porque son patrimonio histórico, agroindustria y paisaje”.

En el marco de este certamen se otorgarán tres medallas para cada uno de los dos grupos mencionados anteriormente, siempre y cuando se alcance al menos el 70% de los puntos estipulados en la ficha de cata. Se concederá la Gran Medalla de Oro a la producción más puntuada, la Medalla de Oro a la segunda mejor valorada, y la Medalla de Plata a la muestra que haya obtenido la tercera mejor puntuación. Asimismo habrá tres distinciones: Mejor Sal Marina Agrocanarias 2018; Mejor Sal Marina de Canarias 2018; y Mejor Imagen, Presentación e Innovación.

Con el fin de incentivar la innovación en este subsector se han aceptado, exclusivamente para optar a la distinción de “Mejor Imagen, Presentación e Innovación”, otros productos elaborados fundamentalmente con sal marina, siendo excluidas en cualquier caso la sal fina y la líquida.

El propósito de este certamen, que se suma al de vinos, quesos, aceites y gofios, es dar a conocer la diversidad de sales marinas que se producen en Canarias, facilitando un distintivo de calidad a los premiados en el concurso como respaldo en su comercialización, lo que podría contribuir también en un futuro a la obtención de un sello de Denominación de Origen Protegida para esta producción, del que ya disfrutan los vinos, quesos, la Miel de Tenerife, o las Papas Antiguas de Canarias, entre otros productos.

No hay comentarios aún

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.