La cuota de pesca de la tuna hace peligrar la flota canaria

La Federación Regional de Cofradías de Pescadores de Canarias ha acusado este miércoles al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación de dar un trato arbitrario  en la regulación de la pesca del patudo, que emplea anualmente a más de 200 barcos en las islas.

El patudo, conocido por los pescadores canarios como “tuna”, es el túnido de mayor relevancia para la flota pesquera canaria respecto al peso de sus capturas en comparación a las demás especies de atunes y en cuanto a los ingresos económicos para el sector, explica la Federación Regional de Cofradías en un comunicado.

Sin embargo, apunta, la reducción de la cuota española de tuna desde 2016, originada principalmente por la sobrepesca industrial, está teniendo como «inmerecida víctima» a la flota pesquera canaria «ante la pasividad» del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Así, la captura de tuna tuvo que detenerse en los meses de noviembre y diciembre de la pasada campaña por falta de cuota, lo que se ha repetido este mes y ha afectado de lleno a la actividad de la flota canaria, que ha visto impedida su actividad tradicional.

Por ello critica que el Gobierno central no ha regulado un plan de pesca nacional basado en criterios históricos, socioeconómicos y medioambientales para la gestión racional de esta especie, como obliga la normativa española y la europea.

Y por el contrario, añade, el Ejecutivo estatal ha publicado una Orden ministerial que, además de reconocer que la flota cerquera congeladora industrial ha consumido la mayor parte de la cuota nacional, la premia específicamente con una reserva del 25 por ciento de la cuota restante de la campaña de 2019.

Las cofradías advierten de que, además del gran daño producido al sector pesquero canario por la interrupción de la pesquería en todo el mes de julio, el 75 por ciento de la cuota nacional remanente será de nuevo insuficiente para el sostenimiento de la actividad de la flota atunera del archipiélago hasta fin de la campaña de 2019, pues se deberá compartir con otras flotas con menos tradición histórica que la flota canaria y para las que la «tuna» es una simple especie de pesca accesoria o accidental.

Acusa al Ejecutivo central de «inoperancia» y explica que, según los informes del Instituto Español de Oceanografía y los datos de la Comisión Internacional de Conservación del Atún Atlántico, la flota cerquera congeladora de bandera española, tan «favorecida» por el Ministerio, se compone únicamente de una decena de buques industriales que capturan anualmente más de 10.000 toneladas de “tuna”.

Al respecto, subraya gran parte corresponden a ejemplares inmaduros que no tienen la oportunidad de reproducirse una sola vez, poniendo en riesgo el futuro de la especie.

En contraste, la perjudicada flota pesquera canaria captura ejemplares de más de 20 kilos de peso, que exceden con mucho la talla mínima de primera madurez reproductiva de esta especie, que es de 3,2 kilos.

Por todo ello solicitan los pescadores canarios que el Gobierno del Estado regule urgentemente un plan de pesca nacional basado en criterios objetivos históricos, socioeconómicos y medioambientales, que sirvan para repartir la cuota nacional de patudo según lo dispuesto en la legislación pesquera nacional y de la Unión Europea, sin poner en riesgo la continuidad de la histórica pesca de atunes en Canarias.

FUENTE: EFE.
No hay comentarios aún

Comentarios cerrados